Rompida de la hora 2014

Son las doce del mediodía, el sol reluce en el cielo de La Fresneda y el reloj que previamente José Miguel ha puesto a punto, empieza a dar las campanadas bajo la atenta mirada de Juanito, que aguarda impaciente el ultimo "dong" para dar comienzo a la Rompida de la hora.

Todo empieza como un sonido que recuerda a las películas de 20th Century Fox y después del último "pam" en solitario de Juanito, la Plaza Mayor de La Fresneda despierta para tocar al unísono un toque que conmemora el fallecimiento de Jesucristo. Se suele hacer alusión a que este acto representa al estruendo que se escuchó en la Tierra tras la muerte de Jesucristo.

La familia Nicolás y especialmente Juanito, Montse y Tere mantienen la tradición que su padre Juán Nicolás empezó hace ya muchos años, entre sonrisas y alguna lágrima nos cuentan los comienzos y es que incluso llegaron a sonar las cornetas.

Desde estas lineas queremos agradecer a Juán Nicolás por haber tocado el primer redoble ya que gracias a el, La Fresneda se une bajo el ritmo de la música olvidando las penas y desilusiones. Cuando la primera baqueta toca el tambor y los bombos empiezan a marcar el ritmo, solo importa el momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario